Wavenet Blog

Blog de Wavenet Premium Web Hosting

Microsoft, Yahoo, Apple y Google leen tus correos electrónicos

Written By: rghigliazza - Abr• 21•14

En los últimos meses han salido a la luz casos realmente preocupantes, acerca de la violación del derecho fundamental a la privacidad de la correspondencia, que cita desde hace mas de dos siglos.

Siempre existió la sospecha de que los proveedores de email gratuito utilizaban sus contenidos con algoritmos para ofrecer publicidades, pero nadie pensó que podía pasar lo que realmente esta pasando, y a continuación, hago una breve síntesis:

Empezando con Google o The Big G como le dicen:

Buenos Aires, abril 15 – Google actualizó la versión en inglés de sus “Condiciones de servicio”, donde reconoció de forma explícita que todos los correos electrónicos que entran y salen de Gmail son analizados por un software, con el objeto de crear anuncios personalizados.

La revisión de los términos indica que el sistema de Google escanea los contenidos de todos los mails, tanto los que están en tránisto como aquellos almacenados en los servidores de la compañía, una práctica que recientemente fue objeto de litigios.

“Nuestros sistemas automatizados analizan tu contenido (incluyendo a los correos electrónicos) para ofrecerte de forma personal características relevantes de productos, tales como resultados de búsqueda personalizados, publicidad a medida y detección de spam y malware. Este análisis se realiza en el momento en que el contenido se envía, se recibe y se almacena”, indican los nuevos términos de las Condiciones de servicio.

Desde Google Argentina explicaron que el escaneo se realiza sólo en los mails y en los resultados de búsqueda, y subrayaron que no incluye a los documentos almacenados en Google Drive.

También puntualizaron que no se trata de un cambio en las condiciones, sino que se agregó un párrafo con la intención de aclarar los términos.

“Nosotros queremos que nuestras políticas sean simples y fáciles de entender para nuestros usuarios. Estos cambios le darán a la gente aún más claridad y están basados en el feedback que hemos recibido en los últimos meses”, explicó en diálogo con Télam María Florencia Sabatini, gerenta de Comunicaciones y Asuntos Públicos de Google.

El escaneo de los mensajes de Gmail era un secreto a voces -así se explica la existencia de publicidad personalizada en el servicio de correo electrónico-, aunque desde la empresa esperaron hasta ayer para explicitarlo.

La actualización de las Condiciones del servicio llega casi un mes después de que una jueza del Estado de California desestimara una demanda colectiva por violación de la privacidad a cientos de millones de usuarios de Gmail.

El grupo de usuarios del servicio de correo electrónico había acusado a Google de violar las leyes federales y estatales de privacidad, justamente por escanear los mensajes personales.

Desde Google respondieron que los usuarios implícitamente consentían esa actividad, reconociéndola como parte del proceso de envío y recepción de mails.

Este reciente proceso por el escaneo de los correos electrónicos no constituye la primera acusación de violación de privacidad contra Google. De hecho, cuando en junio de 2013 se destapó el escándalo del espionaje masivo de la Agencia de Seguridad Nacional de los Estados Unidos (NSA), una de las primeras filtraciones acusaba a la compañía -junto a Facebook, Apple, Microsoft, Yahoo!, Skype, PalTalk, YouTube y AOL- de participar en el programa PRISM.

Según trascendió en base a documentos filtrados por el ex técnico de inteligencia Edward Snowden, la NSA tenía acceso directo a las comunicaciones online y a los servidores de aquellas empresas, con el consentimiento de estas.

“No participamos en ningún programa que permita al gobierno estadounidense ni a ningún otro acceso directo a nuestros servidores”, contestó entonces el co-fundador de Google Larry Page, en una entrada en su blog.

Por su parte, con más de 425 millones de usuarios en todo el mundo, disponible en 75 idiomas y 10 años de existencia, Gmail es el principal servicio de correo electrónico a nivel global, además de ser una puerta de entrada a los distintos servicios de Google.

Microsoft, la compañía de Redmond revisó la cuenta de Hotmail de un bloguero para destapar una filtración de información dentro de la empresa.

Ayer apareció en las noticias el arresto de un empleado de Microsoft, que había filtrado información de la compañía. Alex Kibkalo tomó copias de Windows 8 y las entregó a un bloguero francés tiempo antes del lanzamiento oficial. Para investigar el caso, Microsoft leyó los correos que este bloguero francés tenía en Hotmail, y su chat en MSN, donde encontró las comunicaciones que mantuvo con Kibkalo.

Se puede pensar que ambos fueron bastante torpes al comunicarse vía Hotmail para hacer algo en contra de Microsoft. No obstante, el hecho desató el revuelo porque Microsoft investigó directamente los correos, sin recurrir a la justicia o a la policía para que hiciera la investigación. Aunque sabemos que las empresas escanean nuestros e-mails para mostrarnos publicidad, no esperamos que los lean. Lo que hizo Microsoft dañó la confianza que le tenemos al correo electrónico.

Microsoft ha indicado que lo que hizo es completamente legal, y que de todos modos en este caso podrían haber obtenido una orden judicial porque se trataba de una investigación por un delito.

En efecto, los términos de servicio de Microsoft señalan que la compañía puede “acceder o revelar información sobre ti, incluyendo contenido de tus comunicaciones”, con el objetivo de “proteger los derechos de propiedad de Microsoft”. Eso justifica lo que hizo en el caso del bloguero francés.

Los términos de Yahoo y Google también son similares. Yahoo señala que puede mirar tus correos para “proteger los derechos, propiedad o seguridad de Yahoo, sus usuarios y el público” y Google indica que puede acceder a datos de usuarios si “tenemos la convicción de buena fe” que ello es “razonablemente necesario” para “proteger contra daño a los derechos, propiedad o seguridad de Google”.

Las leyes de Estados Unidos requieren una orden judicial para que una persona obtenga acceso a un correo privado, pero no hay una restricción así para quienes proveen el servicio. De este modo, es imposible demandar a Microsoft por leer correos.

Y Apple Inc. no se queda atrás:

The Guardian ha leído los términos y condiciones de otros proveedores de mail y ha descubierto que Apple, Google y Yahoo incluyen cláusulas casi exactamente iguales que la de Microsoft. Eso quiere decir que al darnos de alta en uno de sus mails, estamos dando permiso para que lo cotilleen, siempre que ellos entiendan unilateralmente que les sirve para proteger sus “derechos” y “propiedades“.

La conclusión es como siempre, la misma, en la vida nada es gratis, y lo que aparenta serlo, resulta siendo mas caro a la larga.

El correo electrónico gratuito no merece ni debe ser llamado correo, la correspondencia es secreta, privada y solo puede ser “abierta” por el destino al cual el remitente determinó.

Veremos en el futuro cercano una fuerte disminución en el uso de este tipo de sistemas de correo electrónico, cuando los usuarios vayan tomando conciencia de lo que esta violación a su privacidad significa.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.